• Gestory

UN CUARTO MÁS

Actualizado: 24 de ene de 2019


Crecer en una familia numerosa te ofrece un sinfín de experiencias que te enriquecen como persona. Juegas con tus hermanos, te diviertes con cosas sencillas, conoces la paciencia y sobretodo aprendes a compartir.

Nuestra casa está en el campo, es muy chica y con las comodidades básicas. En ella vivimos mis padres cinco hermanos y yo, la hija mayor de la familia.

Desde pequeña siempre había compartido mi cama con uno, dos o hasta tres de mis hermanitos, recuerdo mucho las peleas por entrar a bañarse primero para no llegar tarde a la escuela, la ropa que heredábamos unos de otros y los guisados rendidores de mi mamá, que nos esperaban calientes a la hora de la comida. Tengo que admitir que crecí en un lugar que,  aunque con algunas carencias, estaba lleno de cariño y risas.

A medida que los años pasaban parecía que la casa iba encogiéndose mientras nosotros crecíamos. En el día teníamos otras actividades, ya fuera en el campo, las clases o algún mandado; pero las noches se tornaban un poco pesadas por la incomodidad de compartir dos cuartos para toda la familia.

Pero todo esto es historia, gracias al programa UN CUARTO MÁS del SEDATU, donde nos proporcionaron una habitación adicional  al lado de nuestra casa y fue construido por una empresa llamada GESTORY. Lo mejor de todo es que lo entregaron pintado de un color muy bonito y llamativo y mis padres lo convirtieron en el cuarto de las niñas. Sí, ahí instalaron dos literas y mis hermanas y yo lo decoramos a nuestro gusto. Ese cuarto más ha hecho la diferencia, estamos cómodas y felices queriendo que esta ayuda llegué a muchas más familias como la mía.



19 vistas