• ecuevas4

¿Cómo comprar una casa?: consejos antes de adquirir una vivienda

El acceso a la vivienda tanto en compra o alquiler, con cualquier tipo de financiación, suele ser una de las inversiones económicas más importante en la vida de las personas. Es natural preguntarse qué consideraciones son necesarias y tener una base de conocimientos antes de actuar.

En muchas ocasiones los beneficios de adquirir una vivienda nueva o usada superan los de construir: es impresionante ver la cantidad de casas y departamentos vacantes disponibles en las ciudades a espera de futuros negocios o remodelaciones - donde se puede aprovechar lo existente para disminuir grandes gastos. Las contemplaciones de compra van un poco más allá del alquiler, ya que atienden a cuestiones que van desde la normativa hasta el paso del tiempo tanto en relación a los materiales como al contexto urbano. ¡Los siguientes son algunos consejos que te podrán ser útiles!.


1. revisa la ubicación: el contexto urbano y su evolución


No solo es fundamental en la vivienda una buena orientación -reducirá el gasto energético de calefacción e iluminación- sino comprender la cercanía y acceso a servicios básicos que satisfagan salud, abastecimiento, seguridad y transporte, entre otras mínimas como sistemas de electricidad, gas, alumbrado, recolección de residuos y alcantarillado (acercarse un día de lluvia es buena idea para chequear anegamientos o inundaciones). En este sentido te será útil indagar sobre qué proyectos de infraestructura o procesos sociales están ocurriendo tanto en la escala circundante como barrial, en relación a cuestiones que podrán aumentar o disminuir el valor de la propiedad en la compra y venta futura.


2. Conocer la normativa local y estado de regularización de la vivienda


Piensa tus planes a largo plazo y revisa si las reglamentaciones locales van a permitir que tu próxima vivienda se adapte a tus necesidades: en muchos casos el desconocimiento de las normativas de construcción pueden frustrar tus ideas de ampliación o remodelación. También es importante conocer si la vivienda está en regla o registrada, cumpliendo con los requisitos municipales, para evitar cualquier inconveniente legal o mayores gastos adicionales (especialmente por si los antiguos residentes tenían multas pendientes de pagar).


3. Tener en cuenta los materiales - y como estos envejecen


Los materiales no duran para siempre. Y será necesario comprender que en algún momento deberás desembolsar dinero tanto para pintura como reparaciones de cualquier tipo. Tomarse el tiempo para revisar las terminaciones y calidad de los materiales presentes puede ser pertinente para saber con que te vas a enfrentar en un futuro mantenimiento. 


4. La estructura y las instalaciones son muy importantes


No solo es necesario revisar las instalaciones -puedes comprobar la presión del agua o revisar el tablero y medidor eléctrico- sino entender cómo es el sistema estructural de la vivienda: esto te ayudará rápidamente a comprender las capacidades de ampliación de la vivienda en caso de renovación y evitar un dolor de cabeza. Volviendo a cuestiones normativas, especialmente revisa que las instalaciones se encuentren cumpliendo con los códigos vigentes, puede ser un gran problema a tu economía adaptarlas.


5. Cuidado con el Home Staging (la puesta en escena)


Recuerda que el mobiliario y la decoración determina el éxito de un espacio - especialmente a partir del arraigo que tengas con estos. No vas a querer comprar todos tus muebles nuevos en caso de que no se acomoden a la futura vivienda. En este sentido, hay que prestar atención a la puesta en escena que ofrecen en las ventas e intentar visualizar el espacio con tus pertenencias.


6. Checar los gastos periódicos y prever los costos de mantenimiento


Puedes comprar la vivienda más económica que encuentres, pero rápidamente te darás cuenta si fue una buena o mala idea a partir de los gastos que tengas a lo largo de su vida útil. Es indispensable contemplar estos valores de antemano para no llevarte sorpresas, averiguando por ejemplo, si existe algún subsidio en las tarifas de los servicios, el costo de limpieza, barrido y alumbrado de los espacios públicos en el sector o los impuestos asociados a tener una vivienda.

7. Conversa con tus posibles vecinos


Sea una casa o departamento, no solo es interesante quienes pueden ser tus futuros compañeros cercanos, sino que te puedan comentar sobre esos pequeños detalles importantes y sus percepciones del sector - o mínimo el motivo por el cuál los antiguos residentes decidieron irse. 



29 vistas0 comentarios