• ecuevas4

¿Cuáles son las megatendencias que están reformulando la arquitectura y la construcción?

Antes de la pandemia, el mundo ya se enfrentaba a una serie de transformaciones globales en el campo de la construcción, donde los países emergentes estaban a la vanguardia de un poderoso cambio económico.



Crecimiento demográfico y cambio de poderes económicos: economías más grandes, desafíos más grandes


La población mundial sigue creciendo rápidamente, aunque se espera que disminuya hasta casi detenerse a finales de siglo. De hecho, las Naciones Unidas proyectan que la población mundial alcanzará aproximadamente los 10,9 mil millones en 2100. Por supuesto, dinámicas muy diferentes pueden reducirse al nivel regional, donde los países emergentes están a la vanguardia de los cambios demográficos y económicos.


Con economías más grandes surgen desafíos más grandes, incluyendo, entre otros, la mejora de las instituciones existentes y la infraestructura inadecuada, además de responder al porcentaje creciente de clases medias y muy pobres. De hecho, la desigualdad económica había vuelto a surgir como una preocupación global entre expertos y expertos incluso antes de una crisis económica provocada por el COVID-19.


¿Cómo están impactando estas tendencias en el sector de la construcción en los países emergentes? Problemas inevitables incluyen la demanda agresiva de viviendas asequibles, las rápidas oleadas de nuevas construcciones principalmente en los mercados emergentes y la necesidad de construir de manera rápida y segura, adaptándose a los climas cálidos y húmedos de muchos de estos países en crecimiento.


Urbanización y ciudades inteligentes: gestionando ciudades que son más grandes que países

Michael Spence, Premio Nobel de Ciencias Económicas, apostó por una mayor aversión al riesgo, una apuesta más audaz por las tecnologías digitales y la diversificación de las cadenas de suministro. Por lo tanto, las ciudades inteligentes deberían explotar para recopilar rápidamente suficientes datos en tiempo real para administrar activos, recursos y servicios de manera eficiente, al tiempo que establecen reglas claras para proteger la privacidad de las personas.

A pesar de que la expansión como modelo de planificación urbana podría mostrar una reaparición (breve) basada en el mito ya desacreditado de que las tasas de COVID-19 están correlacionadas positivamente con la densidad de población en las ciudades, a largo plazo, los edificios multifuncionales y los vecindarios de uso mixto podrían ser el rostro de fuertes transformaciones territoriales mientras el mundo lucha por producir ciudades receptivas con bajas emisiones de carbono. Al mismo tiempo, las empresas, los trabajadores, los responsables políticos y los ciudadanos probarán si el trabajo a domicilio perdurará como una característica de las sociedades posteriores al COVID 19.


Revolución tecnológica: de la impresión 3D a la automatización


Hoy en día, la impresión 3D, la automatización, el machine learning, la implementación de BIM y el Internet de las cosas (IoT) han atraído la mayor atención, ya que prometen iniciar una revolución en el campo de la construcción, nos guste o no, al reducir los costos de la construcción y la prefabricación, mejorando la escalabilidad personalizada y remodelando las habilidades requeridas de los arquitectos, incluida la supervisión y la administración como características de sus descripciones de trabajo.


Además, se espera que el coronavirus desencadene una nueva ola masiva de automatización, acelerando los cambios que ya están en marcha. Como señaló el ganador del Premio Nobel Joseph Stiglitz, "los robots no contraen el coronavirus y no necesitan distanciarse socialmente". Aunque una lección de las revoluciones industriales anteriores es que "cada trabajo perdido es reemplazado por un nuevo trabajo", el historiador Yuval Noah Harari afirma en su libro 21 Lessons for the 21st Century que cada una de estas instancias también es una oportunidad para automatizarse.


Por otro lado, la pandemia actual ha revelado la arquitectura de la logística como un campo potencial a explorar por parte de los profesionales, teóricos y constructores, ya que las etapas invisibles y, a veces, inesperadas de la cadena de suministro se han hecho visibles debido a la cuarentena. Descrito por Andrea Cutieru de ArchDaily como "el entorno construido de las máquinas", una gama de tipologías que incluyen, entre otros, centros de datos, líneas de montaje automatizadas, instalaciones de telecomunicaciones y almacenes plantean preguntas "sobre la importancia arquitectónica y el potencial de diseño de los espacios que sostienen la mecánica del mundo actual".


Crisis climática: soluciones energéticamente eficientes y de bajo impacto


Especialmente desafiante, ya que los edificios y la construcción juntos representan el 39% de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) relacionadas con la energía cuando se incluye la generación de energía upstream, según el Informe de la situación global del medio ambiente de las Naciones Unidas 2017.


Cada año se construyen 6.13 mil millones de metros cuadrados de edificios. Estos edificios deben diseñarse teniendo en cuenta las condiciones climáticas del presente y, para reducir los residuos, deben construirse para una vida útil de 100 años. Además, la crisis insta a los arquitectos a desarrollar soluciones energéticamente eficientes y de bajo impacto para edificios y construcción, y a explorar el reciclaje y el potencial de una economía circular.


Además, las empresas fabricantes deben participar en acciones a escala global, como las Iniciativas de Objetivos Basados en la Ciencia (SBTi), respaldadas por WWF, y planes como el Saint Gobain Net-Zero Carbon by 2050, que busca descarbonizar el mercado.


Complementando estos desafíos, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas funcionan como un modelo global para que los diseñadores, desarrolladores, legisladores y ciudadanos implementen políticas estratégicas e incentivos de mercado que cambiarán el ritmo y la escala de las acciones en el mercado global de edificios.


En un planeta finito, donde se espera que el crecimiento infinito alimente a nuestra población en crecimiento, estos tiempos requieren un cambio significativo.



Desafíos arquitectónicos en países emergentes


Vale la pena mencionar que estas tendencias no prosperarán de manera simultánea e idéntica en todo el mundo. Si bien algunas ciudades densas, principalmente en Europa, ya han observado una tendencia en las remodelaciones para ayudar a optimizar el entorno construido, todas las megaciudades de Asia, África y América Latina deben desarrollar herramientas de planificación y gestión urbanas a escala metropolitana para establecer una visión a plazo para su desarrollo, coordinando con posibles crisis sociales, pandémicas y climáticas a escala metropolitana en tiempo real.


Por un lado, a medida que los países emergentes se vuelven más ricos y más poblados, surgen problemas inevitables en la arquitectura, incluida la demanda agresiva de viviendas asequibles, las rápidas oleadas de nuevas construcciones y la necesidad de construir de manera rápida y segura, adaptándose a los climas húmedos y calurosos de muchos de estos países en crecimiento, incluidos, entre otros, Brasil, Nigeria e India. Por lo tanto, se requerirá de un diseño HVAC adecuado y escalable para tolerar las condiciones climáticas agresivas a medida que las ciudades se densifican por verticalización. Las operaciones sostenibles más bien superficiales ya no serán suficientes, y la humedad, el polvo y el calor tendrán que ser atacados desde las venas de cada proyecto, incluidos sus sistemas de conductos y componentes internos, integrando inevitablemente el trabajo colaborativo y cercano con ingenieros, constructores y fabricantes.


Por otro lado, la pandemia actual y la crisis climática están remodelando la idea de resiliencia. Después de una prueba de stress, como el brote de COVID-19 o un huracán, ¿deberían las ciudades volver a su forma y fuerza originales? Cem Kayatekin señala que la definición tiene sus raíces en la ciencia de los materiales, mientras que en la ecología, por ejemplo, la selva responde a la presión "respondiendo a los cambios, evolucionando con el tiempo".

3 vistas0 comentarios