• ecuevas4

La eco-arquitectura y los proyectos sustentables son la clave de las ciudades del futuro

La eco-sustentabilidad busca aprovechar de la mejor manera los recursos económicos; lejos de ser un gasto termina siendo una inversión inteligente.



La crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, nos está dejando grandes lecciones muchos de los ámbitos de nuestros entorno personal, social e incluso como humanidad. Una de estas, es la necesidad de acelerar la consolidación de medias sustentables en la construcción, así como la implementación de tecnologías y certificaciones en materia de cuidado ambiental para proyectos inmobiliarios, y la transición al consumo de energías limpias.


Todo ello como medidas para contrarrestar el deterioro ambiental. Quizá esto suena como una idea repetitiva, pero es una realidad que debemos afrontar, y este virus que puso al mundo de cabeza, trae consigo una señal de advertencia, que es la de poner un alto en el camino, reflexionar y actuar, generando estrategias más sustentables en todos los sectores.


El sector inmobiliario y de las bienes raíces requieren un análisis profundo que permita generar cambios a fondo. ¿Sabías que más del 40% de los gases del efecto invernadero en el mundo provienen de estos sectores? El dato es alarmante. En un mundo cada vez más globalizado, la sustentabilidad y la resiliencia van de la mano, por ello, los líderes de negocio están enfocándose en desarrollar empresas más sustentables, resilientes y responsables.


El cambio ya está notando. de manera palatina, cada vez más empresas adoptan estándares de sustentabilidad más altos, incorporan tecnología inteligente y generan una transición al consumo de energías limpias en cada desarrollo o proyecto inmobiliario que emprenden. Ya no es aceptable para las compañías la respuesta de "hacer el menos mal posible" sino que contribuyan en verdad proactivamente a la lucha contra el cambio climático e informar de manera transparente cada uno de sus avances.


Ya no será un lujo sino una necesidad que cada nuevo proyecto esté orientado hacia programas integrales de energía y sustentabilidad, que cuenten con certificaciones nacionales e internacionales en materia, como son LEED, WELL, PCES, entre otras, todo ello buscando aportar un beneficio a la sociedad y el medio ambiente. Tecnologías como calentadores y paneles solares, captación pluvial, tratamiento de desechos, calidad de aire, entre otras soluciones, contribuyen ya a reducir la huella de carbono y mejoran la calidad de vida de las grandes ciudades.


Hay una gran cantidad de mitos que rodean la "arquitectura sustentable", como representa costos muy elevados en términos de construcción y de mantenimiento, o que estos proyectos se construyen con materiales poco resistentes y que cuentan con diseños raros y extravagantes. En realidad, la transición hacia edificaciones y ciudades sustentables es mucho más armónica de lo que parece. Una cosa es cierta, este tipi de proyectos no resolverán pos sí solos los problemas a los que se enfrenta el mundo, pero sin duda, contribuirán a reducir los efectos ecológicos causados por las edificaciones y por la forma en la que los humanos vivimos.


Se debe resaltar que para evitar que existan sobrecostos para realizar proyectos sustentables, esto se debe definir desde la concepción del proyecto y durante toda la etapa de planeación en donde se establezcan los objetivos tanto financieros como de operación, realizando las adecuaciones necesarias, de esta manera se evitan cambios en la construcción que en la mayoría de los casos representan gastos no planeados.


La industria inmobiliaria, así como muchos sectores, están adoptando esquemas de trabajo más flexibles (home office, trabajo híbrido), que de alguna forma despresurizan las grandes ciudades, los grandes centros laborales y de oficinas; con ello se contribuye también a generar soluciones inmobiliarias más sustentables en el mediano plazo. Un proyecto basado en eco-sustentabilidad lo que busca es aprovechar de la mejor manera los recursos económicos, por lo que lejos de ser un gasto termina siendo una inversión inteligente, tanto en términos de protección al medio ambiente y de eficiencia de recursos.


En conclusión, hemos llegado a un momento crucial en el que es necesario tomar cada uno desde nuestros hogares la responsabilidad que tenemos como ciudadanos del planeta. De no hacerlo, seguiremos experimentado este tipoi de consecuencias naturales que impactarán principalmente a las próximas generaciones.



1 vista0 comentarios