• ecuevas4

¿Siempre has querido un roof garden? te decimos cómo crearlo

Con algunas estrategias inteligentes y económicas, las terrazas en las azoteas pueden parecer más grandes y aisladas de lo que realmente son.

Los beneficios de instalar un roof garden, a diferencia de los decks o impermeabilizaciones básicas, hacen que valga la pena invertir en el proyecto; ayudan a reducir el efecto invernadero, mejoran la calidad del aire, funcionan como aislantes termoacústicos, educen el riesgo de inundaciones y prolongan la vida útil de los techos.


Las razones por las que usualmente no se tiene un roof garden es que se cuenta con poco espacio o no hay presupuesto suficiente. En el primer caso, no hay mucho que hacer, pero en el segundo se pueden señalar alternativas para aquellos que cuentan con el espacio y la disposición.


Te dejamos algunos consejos para crear un n espacio espectacular, acogedor y con un presupuesto alcanzable.

1. Lo primero es no cubrir todo con pasto.


Sí, el pasto luce increíble. Literal, te llevas el jardín a la azotea, pero el costo se eleva mucho. Si quieres enverdecer la zona, puedes colocar franjas de pasto en los perímetros o hacer pequeños caminos. El resto puede dejarse con enladrillado, piso cerámico o porcelanato o grava, que además de ser económica y de bajo mantenimiento, da un toque muy zen.

2. Planea tu rooftop como una sala de estar al aire libre.


Por ejemplo, en esta elegante terraza en la azotea neoyorquina todos los adornos y comodidades de una sala de estar dentro de la casa, como muebles cómodos, arte de pared e iluminación.

Si bien no toda la decoración tiene sentido en el exterior, invertir en muebles de exterior cómodos y agregar detalles como una alfombra de exterior, plantas en macetas, una estructura de sombra o sombrilla e iluminación hará que el espacio sea más acogedor.


3. Haz crecer un muro verde.


Para hacer que este espacio se convierta en un rincón verde y parezca menos como una pecera, invierte en muros verdes, cercas y jardineras, y cultiva enredaderas y arbustos para bloquear las vistas de los edificios contiguos.


También puedes cubrir un área con una pérgola. Se beneficiará tanto de la sombra como de la sensación adicional de privacidad de las ventanas de los vecinos.

4. Agrega un toque personal.


Logra que un roof garden, de cualquier tamaño, parezca más atractivo colocando almohadones impermeables de colores brillantes y colocando alfombras para suavizar el piso.


5. Prepara las plantas para el éxito.


Exuberantes enredaderas, frondosos arbustos, pastos ondulantes y coloridas flores ayudan a transformar una terraza urbana en un oasis de tranquilidad. Para que las plantas prosperen en una terraza, necesitas la exposición adecuada a la luz, así como suelo y el agua adecuados. Invierte en jardineras empotradas o en contenedores medianos a grandes que no se sequen rápidamente. Idealmente, conecta un sistema de riego por goteo.


6. Haz espacio para tus principales prioridades.


Ya sea que tu objetivo sea crear un lugar para el entretenimiento al aire libre o un espacio tranquilo y privado, o ambos, diseña la terraza para cada uno de estos fines. Por ejemplo, en esta divertida azote en Nueva York incluye una sala para relajarse así como un espacio para comer o tener una reunión más formal utilizando ambas partes.


La sustentabilidad en las construcciones ha dejado de ser un plus para convertirse en la regla. Después de la popularización de certificaciones como la LEED , que garantiza edificios con procesos que cuidan el ambiente, se ha buscado que estas prácticas se apliquen en todos los niveles.



2 vistas0 comentarios