• ecuevas4

Sigue estos 5 consejos y protege a tu familia de accidentes eléctricos

Debemos tener en cuenta que los accidentes eléctricos pueden suceder en cualquier entorno donde existan artefactos o cables.


Todas las personas se encuentran propensas a sufrir algún tipo de accidente en el hogar, sin embargo, si se trata de aquellos relacionados al sistema eléctrico, podemos realizar una serie de acciones para prevenirlos.

Debemos tener en cuenta que los accidentes eléctricos pueden suceder en cualquier entorno donde existan artefactos o cables, y que no solo pueden causar daños materiales, sino también incendios y descargas eléctricas mortales. Por ello, es importante conocer las precauciones básicas que debes considerar para evitarlos en casa:


1. Recuerda: agua y electricidad no deben juntarse


Uno de los peligros más grandes que existe en el hogar es la unión de la electricidad con el agua. Esto se produce porque el agua (no destilada) es un conductor eléctrico. 


Por esta razón, debes estar pendiente que ningún cable de tu vivienda esté en una zona húmeda o en contacto con el agua, especialmente, aquellos que se encuentran en la azotea o en la parte externa.


En tu día a día, antes de usar un equipo, asegúrate que esté completamente seco, además, no utilices herramientas o electrodomésticos si estás parado en lugares húmedos o mojados, o cuando estés descalzo. Los especialistas recomiendan no ingresar al baño con artefactos, ya sean radios o secadoras, pues se podría generar un accidente.


Si un tomacorriente se ha mojado mientras tiene un artefacto enchufado, no lo desconectes ni manipules. Primero, corta la energía en toda la casa, luego desprende el enchufe y espera a que seque por completo. 

2. Dile no a las conexiones clandestinas


Beneficiarse ilegalmente con el servicio de energía eléctrica no solo está penado por la ley, también constituye un grave riesgo para la integridad de las familias. Las conexiones clandestinas de luz pueden provocar problemas de tensión, afectar la red eléctrica, alterar el normal servicio de los vecinos, y pueden generar incendios.


3. Pon atención a los más pequeños del hogar


Es importante que las tomas eléctricas estén lejos del alcance de los niños, por su naturaleza curiosa. En la actualidad existen muchos accesorios como tapas especiales para toma corriente, que evitan que los menores introduzcan los dedos, alambres, tijeras o cualquier objeto extraño en los enchufes.

Los interruptores diferenciales son de gran utilidad si hay niños en casa, estos aparatos cortan la electricidad al detectar una corriente de falla, como puede ser la introducción de un objeto extraño. De esta manera, se evitará que los pequeños reciban descargas eléctricas.

4. Revisa las conexiones periódicamente


Los especialistas recomiendan realizar periódicamente un reconocimiento general de la casa para identificar rajaduras, grietas, filtraciones, tuberías deterioradas, etc.


Es importante que los interruptores y tomacorrientes estén firmes y bien fijados a la pared, si están rotos es mejor cambiarlos. En caso detectes el paso de la corriente eléctrica en algún artefacto, si ves cables desgastados o chispas, o si hay olor a quemado sin que haya incendio visible, desconecta inmediatamente el sistema eléctrico desde el interruptor principal y llama a un especialista.


5. Confía en los especialistas


No intentes reparar las instalaciones eléctricas, circuitos o cables en mal estado por ti mismo, tu seguridad es primordial y un simple cambio de enchufe puede ser muy peligroso. Si notas alguna irregularidad en tu vivienda, comunícate con nosotros, revisaremos y repararemos las instalaciones de manera externa como interna.


19 vistas